Adicción a las redes sociales: ¿cómo saber si estás sobreexpuesto?

La adicción a las redes sociales es consecuencia de una sobreexposición a éstas. | Foto: Getty Images.

Hasta ahora no existe evidencia científica de la adicción al teléfono celular o las redes sociales, sin embargo, sí existe un patrón de activación neurológico similar entre las sustancias y el uso excesivo de los recursos tecnológicos, asegura Claudia Rafful Loera, investigadora de la Facultad de Psicología  de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿Cómo saber si se está sobreexpuesto a las redes sociales?

Rafful Loera precisó que  si una persona pasa más de una hora en las redes sociales, eso ya podría considerarse sobreexposición. 

“Cuando los individuos contabilizan el tiempo que pasan en redes sociales, se dan cuenta de que son demasiadas las horas de uso diario, sobre todo si se tienen las notificaciones activadas”.

De acuerdo con la experta, la sobreexposición a las redes sociales, no solamente tiene que ver con el tiempo que se pasa en ellas, sino el tipo de uso que se hace de ellas, por lo que es importante poner atención a lo que se consume en ellas.

Consecuencias del uso desmedido de las redes sociales

En los adolescentes el uso desmedido de las redes sociales podría estar vinculado a síntomas de depresión o a baja autoestima, debido al efecto ante la espera de reacciones y comentarios a las publicaciones que suban a estas plataformas, indica la académica.

Quien precisó que “por su desarrollo, los adolescentes resultan mayormente afectados, principalmente en su autoestima e imagen de sí mismos, debido a las personalidades que siguen y la tendencia de querer parecerse a ellos”.

Además,  recordó que por las noches la luz de las pantallas afecta a la salud en general; dañando la higiene del sueño, de ahí que sea recomendable dejarlas a un lado al menos media hora antes de dormir. 

¿Cómo disminuir el uso excesivo de las redes sociales?

Para disminuir la adicción a las redes sociales y la sobreexposición a los dispositivos electrónicos, la experta sugiere:

  • Desactivar las notificaciones del dispositivo.
  • Establecer horarios en el uso de la tecnología en general.
  • No usar el dispositivo a la hora de irse a dormir y mantenerlos fuera de la habitación durante la noche.

También recomendó mantener el control sobre qué información se sigue y cómo se interpreta, así como ser conscientes del tiempo que se pasa en las distintas actividades que se realizan en las pantallas: trabajo, redes sociales, juegos o recreación de otro tipo.

“Es importante tener presente cuánto dedicamos a cada una de esas actividades, para darnos cuenta si es excesivo, pues muchas veces no somos conscientes del tiempo de uso”.

En general, dijo, se trata de hacer “un uso más consciente de la tecnología”.

Qué opinas