Obstrucción intestinal: qué es y cuáles son sus señales de alerta

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ingresó nuevamente al hospital este lunes 3 de enero a causa de una obstrucción intestinal. Pero ¿qué es este padecimiento y cuáles son sus síntomas? En Uno.tv.com te explicamos.

¿Qué es una obstrucción intestinal?

De acuerdo con la Clínica Mayo, la obstrucción intestinal es un bloqueo que no permite que pase comida ni líquido a través del intestino delgado o intestino grueso (colon).

Causas de una obstrucción intestinal

Las causas de la obstrucción intestinal pueden incluir franjas fibrosas de tejido (adherencias) en el abdomen que se forman después de cirugías, hernias, cáncer de colon, determinados medicamentos o constricción de un intestino inflamado causada por ciertas afecciones, como la enfermedad de Crohn o la diverticulitis.

Sin tratamiento, las partes obstruidas del intestino pueden morir, lo que provocaría problemas graves. La obstrucción intestinal con frecuencia se puede tratar con éxito.

Síntomas de la obstrucción intestinal

  • Dolor abdominal tipo cólico intermitente
  • Pérdida del apetito
  • Estreñimiento
  • Vómitos
  • Incapacidad de evacuar los intestinos o eliminar gases
  • Inflamación del abdomen

Factores de riesgo

Algunas enfermedades y afecciones que pueden aumentar el riesgo de tener obstrucción intestinal comprenden las siguientes:

  • Cirugía abdominal o pélvica que con frecuencia causa adherencias, una obstrucción intestinal común.
  • La enfermedad de Crohn que provoca que se engrosen las paredes del intestino, lo que estrecha el pasaje.
  • Cáncer de abdomen.

Tratamiento

Por lo general, se introduce una sonda larga y fina a través de la nariz hasta alcanzar el estómago (sonda nasogástrica) o el intestino.

Se aplica succión a la sonda para aspirar el material acumulado por encima de la obstrucción. Se administran por vía intravenosa líquidos y electrólitos (sodio, cloruro y potasio) con el fin de reponer el agua y las sales perdidas por los vómitos o la diarrea.

A veces, la obstrucción se resuelve sin otro tratamiento, especialmente si está causada por cicatrices o adherencias.

Ocasionalmente, para tratar algunos trastornos como la torsión de un segmento de la parte baja del colon, se puede emplear un endoscopio (un tubo flexible de visualización) insertado a través del ano, o un enema de bario que infla el intestino grueso.

La causa de la obstrucción y el aspecto del intestino determinan si el cirujano puede aliviar la obstrucción sin extirpar un segmento intestinal.

Algunas veces, pueden cortarse las adherencias para liberar el segmento atrapado del intestino, pero pueden formarse de nuevo, en cuyo caso puede volver a producirse una obstrucción.

En algunos casos, para resolver la obstrucción puede ser necesario practicar una ileostomía (un procedimiento en el que un extremo de corte del intestino delgado se une permanentemente a una abertura quirúrgica en la pared abdominal) o una colostomía.

Qué opinas