¡Ni se los enseñes a tus perros! 5 alimentos que podrían resultar tóxicos para ellos

Si acostumbras dar alguno de estos alimentos a tus perros, evítalos, puedes causar severos daños a su salud. Foto: Pixabay

En cuestión de alimentación debemos ser muy cuidadosos con nuestros  animales de compañía, porque,  aunque algunos intentan humanizar a sus mascotas, de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia los perros pueden comer los mismos alimentos que consumimos los humanos. Algunos de ellos podrían ser tóxicos y causarles verdaderos problemas, así como poner en riesgo su salud, de acuerdo con los expertos.

En entrevista con Unotv.com, la doctora Ylenia Márquez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, habló de algunos alimentos que no debemos dar a los perros porque pueden resultarles tóxicos.

Ajo y cebolla, ni para sazonar

Bajo ninguna razón se les deben dar estas plantas que se utilizan para sazonar la comida de los humanos, pues causan daños a los eritrocitos de su sangre, provocándoles anemia; además les generan estados de ansiedad y excitación. En ocasiones, dice la especialista, las personas creen que dándoles ajo pueden ayudarlos supuestamente a sanar de un malestar, pero los perritos sufren al consumirlo.

Sitios especializados en canes mencionan que el alto contenido de tiosulfato resulta tóxico para los perritos y les provoca pérdida de apetito, diarrea, vómito y dificultad respiratoria. Por lo tanto, la regla es que no todos los alimentos que consumen los humanos resultan benéficos para los perros.

Chocolate no los hace felices

Si bien el chocolate se cuenta entre los alimentos que aumentan la felicidad en los humanos, para los perritos resulta dañino debido a que contiene teobromina, que resulta tóxica y no es bien metabolizada por el hígado de los perritos. Pareciera que si sólo consumen uno, no les pasa nada, pero ¡cuidado!: su efecto es acumulativo, se notan signos neurológicos como estados de ansiedad, excitación, conforme más lo consuman corren más riesgos. Así pues, el chocolate no es para nada un alimento que hará feliz a un perrito.

Uvas y pasas ¡ni pensarlo!

La sustancia que tienen uvas y pasas no está todavía muy clara; sin embargo, a decir de la especialista de la UNAM, se sabe que puede causar daño renal tras una gran ingesta, por lo que se recomienda que mejor no se les administre bajo ninguna circunstancia.

Café, mejor de lejitos

A diferencia de los humanos, quienes lo consumen de manera habitual y algunos no pueden vivir sin él -aunque esta bebida los acelere-, esto no sucede con los perros. Si bien la cafeína no es tan atractiva para la mayoría de los perritos, cuando éstos la consumen excitan y estimulan su organismo, por lo que es una sustancia prohibida, así como el alcohol y los refrescos. 

Aguacate, nada de pruebas

Es otro alimento que muchos expertos recomiendan vigilar por los efectos que podría causar en los perritos que lo consuman, pues si bien a los seres humanos no les provoca daño -aunque algunos consideran que es malo comerlo después de enojarse-, en algunos perritos podría genera insuficiencia cardiaca y dificultad respiratoria. Si lo consumen en demasía, también les puede ocasionar diarreas  y problemas gastrointestinales.

¡Cuidado con la sobrealimentación!

La experta de la UNAM también llama la atención sobre los alimentos que les damos a nuestros perros porque en ocasiones algunos dueños suelen sobrealimentarlos, lo cual acarrea aumento de obesidad en los lomitos, esta combinación se convierte en un factor de riesgo para su salud.

Se debe tener muy presente que un aumento en la ingesta de calorías debe estar ligado a un desgaste en la actividad física, puesto que si no se da, este acopio de energía termina acumulándose en grasa, lo cual va a generar no sólo un mal aspecto, sino que va a traer repercusiones a nivel metabólico y hormonal, y se reduce la expectativa de vida y longevidad de los perros.

Los expertos recomiendan mantener a los perros con un régimen alimenticio indicado por el veterinario, aunado a una buena actividad física. Así que ya lo sabes: nada de darle sobras ni porciones extras de las comidas o cenas porque esto podría causarle pancreatitis, una condición médica que puede poner en riesgo su vida.

Qué opinas