¡Rompe el silencio! Linda Evangelista reaparece tras tratamiento que la dejó “irreconocible”

Linda Evangelista se sometió a un tratamiento estético que le dejó secuelas. Foto: AFP

Linda Evangelista hizo su primera aparición después que en meses pasados anunció que derivado de un tratamiento estético quedó “irreconocible”, situación que la alejó de la vida pública.

La exmodelo salió en la portada de la revista “People” y durante una entrevista contó cómo fue el trauma personal que le causó el “coolsculpting” para reducir grasa corporal al que se sometió a finales de 2015, y derivado de las consecuencias de este fallido tratamiento, interpuso una demanda por 50 millones de dólares.

Evangelista aseveró que por ahora está un poco mejor. “No puedo vivir más así, escondiéndome y avergonzada. Simplemente no podía vivir con este dolor más tiempo. Estoy dispuesta a hablar”.

En la portada de la revista “People”, la famosa exmodelo, que alcanzó el estrellato en la década de los años 90, aparece en un ángulo cerrado, con jerséis que cubren su torso y un rostro serio que mira a la cámara.

En las páginas interiores, posa con una camiseta que deja ver el costado de su torso y los efectos que tuvo la hiperplasia adiposa paradójica (HAP), el término médico de este problema.

“Estoy harta de esconderme”: Linda Evangelista

En la publicación, Linda Evangelista relata que tras la operación a la que se sometió en 2016 le salieron bultos en el mentón, las piernas y la zona del sujetador como efecto de la hiperplasia adiposa paradójica que desarrolló como efecto secundario de la intervención.

“Los bultos son protusiones. Están duros. Si camino con un vestido sin faja, tengo rozadura hasta el punto de sangrar. Porque no es como si se roza una grasa blanca, es grasa dura”, relata la modelo en la famosa publicación.

“Me encantaba estar sobre la pasarela. Ahora temo por encontrarme a alguien conozco. No puedo vivir así más, escondida y avergonzada. No podía seguir viviendo con este dolor. Estoy finalmente dispuesta a hablar”, reconoce la modelo de 56 años.

“No me reconozco físicamente, pero tampoco me reconozco como persona. Ella, la supermodelo, se ha ido. No me miro en el espejo. No se parece a mí”, sentenció Linda Evangelista.

“Seguiré hablando hasta quitarme la vergüenza”

Linda Evangelista considera que abrirse al público es una forma de superar el problema.”Voy a continuar compartiendo mi experiencia para quitarme la vergüenza, para aprender a quererme de nuevo y poder ayudar a otros en el proceso”, menciona.

Sin embargo, reconoce que es un proceso que lleva tiempo. Ahora se cuestiona “la necesidad” de muchas personas de modificar sus cuerpos: “Siempre supe que iba a envejecer. Y sé que hay cosas por las que atraviesa un cuerpo, pero nunca pensé que me vería así”.

Qué opinas