7 Pueblos Mágicos, cerca de la CDMX, para llevar a los niños

Pueblos Mágicos para llevar a los niños
En estos Pueblos Mágicos, a menos de tres horas de la CDMX, podrás divertirte con los niños. Foto: Cuartoscuro

Nuestro país cuenta, actualmente, con 132 Pueblos Mágicos. Hay para todos los gustos: los que tienen bellos paisajes, monumentos, patrimonios culturales, ruinas arqueológicas, playas, naturaleza y un sinfín de atractivos. En esta ocasión, en Unotv.com, te presentamos algunos donde podrás divertirte con los niños, lo mejor: están cerca de la CDMX.

Recuerda que si piensas visitar estos Pueblos Mágicos cerca de la CDMX, elige aquellos que estén menos concurridos y realiza preferentemente actividades al aire libre; no olvides usar el cubrebocas, lavar constantemente tus manos o usar gel antibacterial, y mantén siempre una sana distancia. Recuerda: si sigues las normas establecidas por las autoridades federales de Salud, evitarás contagios por COVID-19.

Amealco: Bosque, cabañas y aventura

Este lugar es uno de los Pueblos Mágicos que está cerca de la CDMX; localizado al sur de Querétaro, se caracteriza por sus arroyos, sus talleres artesanales y por ser cuna de la famosa muñeca de trapo Lele. Cuenta con atractivos interesantes para los niños, como cabañas de madera en medio del bosque, desde donde se puede observar a los venados cola blanca y hacer caminatas para alimentar a los conejos, gallinas y venados, esto en el Rancho Calixto. No puede faltar la caminata por las famosas dunas rojas, también conocidas como las Dunas de Amealco.

A 10 minutos del centro de Amealco se encuentra el Parque Cerro de los Gallos, localizado entre un bosque, y un campo de mirasoles, se puede recorrer en bici o a pie; también hay tirolesas y puentes colgantes. Algunos visitantes optan por realizar caminatas para avistar aves o acampar en el bosque, incluso hacer carnita asada. En la comunidad de Tenasdá, a 12 minutos de Amealco, podrás acampar, hacer senderismo y recorrer el bosque en cuatrimoto y también nadar por sus pozas de agua.

El Oro: minas y presas

Otro de los Pueblos Mágicos cerca de la CDMX es El Oro, en el Estado de México, a dos horas y media de la capital, un sitio típicamente minero, rodeado de bosques de pino y cedro, muy cerca del santuario de la Mariposa Monarca. Te encantarán sus calles empedradas y su estilo europeo. Para los niños te recomendamos El Mongote, un parque ecoturístico donde podrán disfrutar de una tirolesa de 200 metros de ida y vuelta; podrás caminar en un puente colgante, ver una cascada y hasta echarte un chapuzón en sus aguas. Los más intrépidos podrán practicar rapel.

De igual manera, puedes visitar el Museo de Minería El Oro, la boca de la mina La Providencia y el socavón San Juan. También muy cerca se hallan las presas Brockman y Victoria. Sumérgete en un agradable lago natural donde pasarás momentos de paz y relajación; puedes abordar un bote de pedales y tomar múltiples fotografías, acampar, hacer un día de campo, rentar una cabaña, hacer senderismo, pasear a caballo y hasta viajes en bicicleta de montaña. También para toda la familia resultará divertido ir a comer al vagón exprés minero.

Tonatico: grutas milenarias

Sin duda el principal atractivo de Tonatico, a menos de dos horas de la CDMX, es esta maravilla de la naturaleza conocida como las Grutas de la Estrella, cuya existencia data de al menos 500 años. Las grutas se formaron del escurrimiento del agua a través de las fisuras de roca, depositando sales minerales y bicarbonato de calcio, hay cientos de escalones para descender, los cuales tienen senderos, escaleras y un sistema de iluminación. Podrás recorrer el interior del cerro y hasta nadar en el misterioso río El zapope.

En Tonatico podrás practicar el senderismo en su parque ecoturístico, y en el rancho La piedra puedes relajarte en un spa. Para los pequeños el balnerario municipal será de mucha diversión, para los mayores están las aguas termales.

De igual manera puede ir a visitar una caída de agua en el Parque del Sol; esta cascada también es conocida como el Salto de Tzumpantitlán, la mejor temporada para admirarla es en esta época de lluvias. Tonatico forma parte de los Pueblos Mágicos cerca de la CDMX.

Ixtapan de la Sal: balnearios y caídas de agua

En este lugar del Estado de México, a dos horas de la CDMX, te encontrarás balnearios no sólo para divertirte sino también para que junto con los niños te relajes y hasta lo vean como una opción curativa. El balneario más conocido es Parque Acuático Ixtapan de la Sal, donde los niños se la pasarán a todo dar con los toboganes y otros atractivos acuáticos, pero también tú te la puedes pasar bien porque tiene aguas termales. Para los más pequeños existen tirolesas, áreas infantiles y juegos acuáticos para cada edad. También muy cerca hay opciones para pasear a caballo, sitios de spa, masajes y lugares para la meditación, así como practicar deportes como el rapel, escalada, entre otros. Ixtapan de la Sal es otro de los Pueblos Mágicos cerca de la CDMX.

Mineral del Chico, Hidalgo: ecoturismo y vista al cielo

Este poblado enclavado en el llamado Corredor de la Montaña hidalguense está a dos horas de la CDMX, es considerado un lugar ideal para el turismo de aventura y naturaleza; sus visitantes pueden disfrutar de paisajes, montañas, valles y presas donde pueden practicar ciclismo, pesca, senderismo, rapel, tirolesas y de un bosque de pinos y oyameles que hace más de cuatro siglos eran fieles compañeros de la minería, actividad que hoy sólo quedó en el recuerdo.

Todavía puedes visitar algunas minas como las de San Antonio y La Guadalupe, que se conservan como parte de este legado minero y las cual puedes visitar en recorridos guiados, que harán las delicias de tus acompañantes de menor edad.

En estos Pueblos Mágicos, a menos de tres horas de la CDMX, podrás divertirte con los niños. Foto: Cuartoscuro

No hay que olvidar que en la zona se encuentra el Parque Nacional El Chico. Durante esa visita no te puedes perder uno de los sitios más emblemáticos: el Mirador Peña del Cuervo, desde la cima de esta montaña disfrutarás de una impresionante vista de todo el lugar.

A la cima del mirador en La Peña del Cuervo se puede subir por una escalinata de piedra de fácil ascenso; arriba, está compuesto de una plancha circular de concreto con un barandal de alambre, desde donde los visitantes se quedarán sin aliento al contemplar las cuantiosas formaciones rocosas en el parque y todo el paisaje. Mineral del Chico también forma parte de los Pueblos Mágicos cerca de la CDMX.

Tequisquiapan: parques acuáticos y ópalo

A dos horas y media de la CDMX encontrarás Tequisquiapan, Querétaro, un destino ideal para pasártela muy bien con la familia y que cuenta con varias opciones para los niños. En primer lugar, un buen clima, calles coloridas, albercas y aguas termales.

Principalmente el llamado corredor de parques acuáticos hará las delicias de los infantes, pero también cuenta con un recorrido en globo para el que tendrás que levantarte muy temprano, pero disfrutarás de una gran vista de Tequisquiapan, la Peña de Bernal y los viñedos que están alrededor, algunos cuentan con recorridos infantiles. También puedes visitar el Parque recreativo La Pila, donde hallarás tranquilidad entre ahuehuetes y sabinos y diversas actividades para los niños. Un atractivo que gusta mucho es la visita a las minas de ópalo, donde vivirás encarne propia el oficio de minero y encontrar alguna piedra preciosa. Tequisquipan es otro de los Pueblos Mágicos cerca de la CDMX.

Villa del Carbón: destino ecoturístico

Otro destino que se halla a dos horas de la CDMX y que conjuga el encanto de provincia, el ecoturismo y la vegetación boscosa: nos referimos a Villa del Carbón, en el Estado de México. El sitio no sólo cuenta con hoteles boutique, sino también centro vacacionales donde podrás disfrutar de albercas y temazcal.

A los niños seguramente les fascinará el parque ecoturístico Presa del Llano, que destaca por su sistema de ríos que alimentan a la presa; aquí podrías dar paseos en lancha, contemplar la naturaleza, dar paseos a caballo, recorrer senderos, acampar o disfrutar de la adrenalina de una tirolesa a 60 metros de altura.

A unos minutos también podrás visitar la presa de Taxhimay, donde hallarás encantos de la vida de campo, visitando una hacienda; además, en la presa podrás realizar recorridos en yate y alquilar una acuabici o un kayak, así como realizar paseos en caballo o en bici.

Si quieres conocer la lista de pueblos mágicos entra aquí

Qué opinas