Despachos de cobranza: ¿Qué tienen prohibido y cómo puedes denunciar?

Una deuda que se le salió de las manos a Verónica se ha convertido en un calvario telefónico, pues alguno de los despachos de cobranza que existen en el país no deja de llamarla.

“Mi deuda se hizo un poquito más grande y bueno, he dejado de pagar. El problema que he tenido últimamente es que he recibido mucho acoso de llamadas constantes del banco. A veces cada 15 minutos me están llamando”.

Verónica, deudora.

Los despachos de cobranza pueden llamar en automático decenas de veces al día.

Te recomendamos: ¡Aguas con fraude! Nadie puede sacarte del Buró de Crédito; Condusef explica por qué

“Es un sistema automatizado el que nos arroja a los clientes. Es por eso que a veces te podemos llamar hasta 10 veces”.

Empleado de despacho de cobranza.

¿Qué sí y que no tienen permitido hacer los despachos de cobranza con los deudores?

“¿Nos pueden llamar?, Sí nos pueden llamar, ¿cuántas veces?, pues muchísimas veces, en ese sentido no hay un límite”, confiesa Jesús Chávez Ugalde, director de Análisis y Estadísticas de Servicios y Productos Financieros de la Condusef.

“Se tiene que identificar de qué despacho habla, de parte de qué institución está hablando por teléfono; me tienen que hablar en un horario de 7 a 22 horas, tienen que ser amables, porque una cosa es que yo deba y otra cosa es que me tengan que tratar mal”.

Jesús Chávez Ugalde

En el caso de Verónica, ella ha recibido insultos y hasta amenazas de quien la llama.

También puedes leer: ¿Twitter para Elon Musk? El pájaro azul examinará oferta de compra del magnate por 41 mil mdd

“Groserías, amenazas, que me van a embargar, esa situación a mí me preocupa mucho”.

Verónica, deudora.

Quejas contra despachos de cobranza

En el último año, la Condusef ha registrado un incremento de 70% en las quejas de cobranza de Banca múltiple, Sofomes y entidades de ahorro popular.

Si algún cliente detecta trato abusivo, puede interponer una queja en el portal eduweb.condusef.gob.mx/redeco/redeco.aspx.

“Lo que nosotros hacemos es reportárselo a la institución financiera para que le den seguimiento y la solución; incluso, si no le da ese seguimiento y solución, podemos multar a la institución financiera”.

Jesús Chávez Ugalde.

Quizá te interese: ¿Qué son las empresas Proptech? Condusef explica para qué sirven

Tratar de renegociar la deuda también puede ponerle fin al acoso, por lo que Chávez Ugalde recomienda acercarse a la institución financiera para ver cómo puede solucionarse esto y dejar de recibir tantas llamadas telefónicas.

Con el funcionario de la Condusef coincide un empleado de cobranza, quien asegura:

“Cuando un cliente nos contesta y está dispuesto a negociar su pago, nosotros nos mostramos accesibles, esto para llegar a un acuerdo porque es un beneficio para ambas partes”.

Qué opinas