Ser impuntual y lucir desaliñado: 5 cosas que no debes hacer en una entrevista de trabajo

Entrevista de trabajo: 5 cosas que no debes hacer
Una entrevista de trabajo exitosa aumenta las posibilidades de tu contratación. Foto: Gettyimages.

Saber cómo actuar y lucir en una entrevista de trabajo es fundamental si estás interesado en un empleo, pues es tal vez la prueba más difícil y en la que más se fijan los empleadores a la hora de contratar a su personal.

Tener un lenguaje verbal y corporal óptimo será necesario para que la empresa te considere como prospecto al puesto y función que busca; para ello, se debe tener conocimiento sobre qué cosas no se deben hacer a la hora de tener una entrevista de trabajo. Te explicamos de qué se trata:

1.- Impuntualidad

Llegar impuntual a la hora de la entrevista de trabajo es una mala referencia para los empleadores. ¡No lo hagas! Mejor programa tus tiempos, verifica la dirección de la empresa y traza tu ruta antes de salir de casa. Es recomendable considerar salir al menos 30 minutos antes de la hora pensada para tener un margen de maniobra, en caso de cualquier eventualidad.

2.- Higiene personal y vestimenta descuidada

La primera impresión de una persona, al verla por primera vez, es importante, por lo que llegar poco presentable a una entrevista de trabajo no ayudará mucho. Siempre luce limpio y viste con tu mejor ropa. Una imagen descuidada puede confundirse con falta de profesionalismo o desinterés al empleo solicitado.

3.- Inseguridad al hablar en la entrevista de trabajo

La inseguridad al hablar es, tal vez, el peor enemigo a la hora de estar frente al reclutador, pues esta actitud demuestra miedo y poco carácter ante situaciones adversas que pudieran presentarse en el futuro. Contrario a una voz débil e insegura, contesta claro y fuerte a los cuestionamientos de la persona que te entrevista.

4.- Lenguaje corporal débil

No solamente es fundamental mostrar un lenguaje verbal óptimo, también el corporal es de suma importancia. Situaciones tan simples, como dar la mano firme a la hora de saludar y mirar a los ojos de tu interlocutor, habla mucho de tu personalidad. La posición en la que te paras y mientras permanece sentado marcará la diferencia, evita posiciones agachadas y no juegues con las manos o pies a la hora de mantener una conversación.

5.- Hablar mal de jefes y compañeros

Hacer comentarios despectivos sobre tu jefe, exjefe o personas con las cuales trabajaste previamente, no ayudará mucho. Aunque tuvieras malas experiencias de tus empleos anteriores, hablar de forma negativa sobre ellos puede perjudicar la imagen que el entrevistador tiene de ti.

Es importante que no te desanimes a la hora de buscar empleo, y aunque en ocasiones sea un proceso largo y tedioso, toma en cuenta los consejos que aquí te presentamos para hacer de tu entrevista de trabajo todo un éxito. 

Etiquetas:

Qué opinas