No son lo mismo: Profeco explica diferencias entre promoción y oferta

Profeco: ¿Cuál es la diferencia entre promoción y oferta?
No es lo mismo una promoción que una oferta. Foto: Shutterstock

Muchas personas, cuando asisten a tiendas, escuchan las palabras promoción y oferta, pero los términos no se refieren a lo mismo; la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor) explicó las diferencias entre ambos.

¿Cuál es la diferencia entre promoción y oferta?

Mediante un video, la Profeco enlistó las diferencias:

  • Oferta: es cuando un producto o servicios tiene un descuento, por ejemplo una camisa con 10% de descuento
  • Promoción: es cuando te ofrecen productos o servicios, con la finalidad de proporcionar, adicionalmente, otro producto de manera gratuita o a un precio reducido; un ejemplo es el 3×2 (te dan tres productos por el precio de dos)

También, la Profeco explicó que hay variantes, por ejemplo, en una promoción te puede ofrecer comprar determinada cantidad de dinero en productos seleccionados, con lo que participarás en la rifa de un viaje a la playa.

“El proveedor te debe de informar cuáles son las ofertas aplicables para cada oferta o promoción, así como el plazo de duración de los bienes o servicios. Si el proveedor no fija un plazo de la oferta o promoción, se presume que son indefinidas, hasta que se haga del conocimiento público”, detalló la Profeco.

Cuando el prestador de servicios no cumpla con la promoción u oferta, el comprador tiene el derecho a exigir otro producto o equivalente de lo ofrecido. En caso de no estar de acuerdo, puede pedir la rescisión del contrato.

“Adicionalmente, tendrás derecho al pago de la diferencia económica entre el precio que se ofrezca la promoción u oferta y su precio normal. Así como una compensación o bonificación que no podrá ser menor al 20% del precio pagado”, mencionó la Profeco.  

Recomendaciones de la Profeco

La dependencia recomendó algunos puntos antes de optar por una oferta o promoción:

  • Antes de elegir entre los productos, analiza cuáles son tus necesidades
  • Compra tus artículos en el mercado formal y solicita tu ticket de compra, ya que en el mercado informal no tendrás derecho a ninguna devolución en caso de que algún producto no funcione adecuadamente.
  • Guarda las facturas y tickets de compra, son imprescindibles para cualquier reclamación o cambio

Qué opinas