Conchita Wurst, ganadora de Eurovisión, revela que tiene VIH

La cantante transexual saltó a la fama en 2014 tras ganar el concurso Eurovisión. Foto: AFP

Conchita Wurst, la drag queen austriaca que se convirtió en un icono de la lucha por los derechos de la comunidad LGTB tras ganar el concurso musical Eurovision en 2014, dijo que era positiva en VIH en una publicación de instagram el domingo pasado.

"He sido positiva en VIH durante muchos años", dijo la cantante de pop de 29 años, cuyo nombre real es Tom Neuwirth, a sus 300 mil seguidores; añadió que se había visto forzada a revelar su estado de salud por una expareja.

"Esto es realmente irrelevante para el público, pero un exnovio está amenazando con hacer pública esta información privada, y no le daré a nadie el derecho de asustarme o afectar mi vida". Conchita Wurst, cantante defensora de derechos LGBT

Su tratamiento va bien

Wurst dijo que su tratamiento para el VIH estaba yendo bien.

"Desde que recibí el diagnóstico, he estado en tratamiento médico, y durante muchos años sin interrupción he estado por debajo del límite de detección, lo que significa que no puedo transmitir el virus". Conchita Wurst, cantante defensora de derechos LGBT

Más de 70 millones de personas en todo el mundo han sido infectadas con el virus VIH y 35 millones han muerto desde la epidemia de VIH/SIDA en la década de 1980, según la Organización Mundial de la Salud.

Un estilo sin igual

La cantante, cuyo estilo distintivo combina un largo pelo oscuro, uñas pintadas y una cuidada barba negra, saltó a la fama tras ganar el prestigioso concurso musical Eurovisión con una poderosa balada titulada Rise Like a Phoenix.

Después fue invitada a actuar ante las Naciones Unidas y fue elogiada por el entonces secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, por luchar contra la discriminación.

Te puede interesar:

Qué opinas