VideosVirales No te lo pierdas Buscar

La increíble historia del niño más gordo del mundo

26/01/2018 17:11
Redacción Java, Indonesia Internacional Agencias

Arya Permana consiguió el mote del “niño más obeso del mundo” al llegar a pesar 200 kilos con tan sólo 10 años de edad. Su historia dio la vuelta al mundo en 2016, cuando sus padres relataron a los medios que sólo “comía y dormía”, y que incluso llegaron a gastar todo su dinero en el niño.

El joven, originario de la isla de Java, en Indonesia, no podía valerse por sí mismo ni hacer cosas que cualquier niño normal haría, como salir a jugar con sus amigos. Incluso necesitaba ayuda para hacer cosas básicas como pararse o caminar y no podía sentarse debido a su peso.

Vía Giphy

Su madre, Rokayah Permana, relató que si no le daba de comer, el niño sólo gritaba y lloraba para que lo alimentaran, y ni siquiera se molestaba en servirse la comida él mismo.

Cambio radical

Cansados de ver a su hijo en esa situación, los padres de Arya decidieron someterlo a una dieta estricta baja en carbohidratos y azúcares y a una operación de banda gástrica en un intento de que su hijo pudiera ser como cualquier niño.

Desde abril de 2017, Arya comenzó a perder peso y en menos de un año ha logrado deshacerse de 70 kilos, lo que ha mejorado notablemente su estilo de vida.

Vía Giphy

Ahora, Arya puede hacer cosas que antes no podía, como pararse por sí solo, caminar y hasta practicar algo de deporte. También puede ir de nuevo a la escuela, pues anteriormente no podía debido a que se cansaba y se le iba la respiración con tan sólo moverse.

Camino por recorrer

A pesar de que aún tiene mucho camino por recorrer, Arya ha recuperado poco a poco su movilidad y sus padres dicen sentirse contentos con el avance que ha tenido en los últimos meses. Arya dijo sentirse muy feliz también y que ha tenido mucho apoyo de sus amigos y familiares.

“Estoy muy encantado, se siente muy bien volver a la escuela. Todos aquí me quieren, tengo muchos amigos y son muy buenos conmigo”. Arya Permama

Su madre señaló que el niño nació como un bebé normal, pesó 3.8 kilos, pero conforme fue creciendo, su peso aumentó de manera desorbitada.

Te recomendamos:

¿Qué opinas?