Conoce a Cédric Grolet, el rey de la pastelería mundial

13/07/2018 12:08 Por:
Agencia
París, Francia Internacional AFP
El pastelero francés es toda una sensación en Instagram. Foto: AFP

El pastelero francés es toda una sensación en Instagram. Foto: AFP

El melocotón es chato, rugoso, perfecto. Al picarlo con una cucharilla, esta elaboración a base de chocolate se quiebra, rebosando de texturas de esta fruta, aliada a la verbena. Lo firma Cédric Grolet, "mejor pastelero del mundo", con un millón de seguidores en Instagram.

En pocas semanas, este francés, de 32 años, chef pastelero del histórico hotel parisino Le Meurice, ha alcanzado el apogeo de la gastronomía mundial.

El 20 de junio, la lista de referencia "The World's 50 Best" lo galardonó como número uno mundial de la pastelería, al haberla revolucionado principalmente con sus frutas trampantojo, una explosión de sabores naturales de frutas y especias trabajadas en texturas ligeras —mousse, mermelada, gelatina—, apenas endulzadas.

Esta misma semana, su cuenta en Instagram, la más popular de la gastronomía francesa, alcanzó la cifra mágica del millón de seguidores. 

En su página-vitrina, Grolet expone sus creaciones casi artísticas, algunas de ellas vistas más de un millón de veces: las famosas frutas —fresas, peras, mandarinas... —, las espléndidas tartas de manzana en forma de rosa, o su "cake" de Rubik, una composición de pequeños dados de colores y sabores.

"Desnudar la pastelería"

Su misión: "desnudar la pastelería", confió en noviembre Grolet a la AFP. "La idea es suprimir la galleta, los huevos, el gusto que no sirve de nada y centrarse en el de la fruta".

"Lo visual atrae al cliente la primera vez, el gusto es lo que hace que vuelva", dijo Grolet.

Hijo de un camionero y de una peluquera, Grolet se inició en la restauración a los 13 años gracias a su abuelo, que regentaba un hotel. En verano, participaba en la cosecha de fruta en los campos agrícolas.

Como aprendiz en una panadería-pastelería, "hacía pan toda la noche para llegar a la hora de los postres por la mañana y ocuparme de las tartas de fresas, cortar las manzanas... era la recompensa".

Sus retos

Su ambición es implantarse en todo el mundo "con una decena de establecimientos". Por ahora, acaba de abrir una diminuta tienda en la esquina de Le Meurice, que desde fuera solo llama la atención por las largas colas que se forman.

  • Las creaciones se realizan en función de la demanda durante la jornada y cuando se vende la última, la tienda cierra.

La exclusiva carta es pues muy limitada y los precios, consecuentes: desde 5 euros la "cookie" hasta 170 euros el "cake" de Rubik en gran formato, pasando por el melocotón trampantojo, a 15 euros.

[Visita el sitio especial de Uno TV Elecciones 2018]

¡Denuncia en Uno!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de Uno TV: 5562115131. ¡Compártelo! Nosotros le damos seguimiento.

Te puede interesar:

¿Te gustaría probar alguno de sus pasteles?