Testimonios y datos escalofriantes del atentado en Nueva Zelanda

15/03/2019 13:21 Por:
Redacción | Agencias
Nueva Zelanda Internacional Uno TV

Las personas que sobrevivieron al tiroteo masivo en dos mezquitas de Nueva Zelanda que dejó al menos 49 muertos, apenas y dan crédito a la tragedia sucedida en la ciudad de Christchurch, de la que fueron testigos. 

El baño de sangre perpetuado por un hombre australiano de 28 años de edad, identificado como Brenton Tarrant, ha sido considerado el peor ataque contra musulmanes en un país occidental y el suceso que marcó uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda.

Vi un arma en el piso y la policía se detuvo aquí. Había muchas personas muertas y heridas", testigo.

  • Otro testigo aseguró que la comunidad es muy amable y cariñosa. 

No piensas que algo así puede suceder en Nueva Zelanda, bueno, en Christchurch, en todos los lugares, somos una comunidad tan pequeña, somos tan amables y cariñosos. Así que no entiendo por qué nos harían daño de esta manera, como a un animal. ¿Por qué nos tratarían así? No hemos hecho nada, nada malo para ellos", Yamisn Ali, testigo.

Por su parte, Mustafa Farouk, portavoz de la comunidad musulmana, aseguró que "hombres, mujeres, niños, encontrarían una sección representativa de la comunidad, que estaría entre 350 y 500 personas porque hoy es nuestra oración congregacional. Es cuando la gente se acerca a la ciudad para adorar. Así que esperarían a que se reunieran hasta unas 500 personas en la mezquita, para el momento del tiroteo".

Escuché tres disparos rápidos y después de unos diez segundos todo comenzó de nuevo. Debe haber sido un arma automática porque nadie puede apretar el gatillo tan rápidamente. Las personas comenzaron a correr. Algunas estaban cubiertas de sangre", hombre musulmán que reservó su identidad.

Datos escalofriantes del ataque

  • El autor del tiroteo, tipo de agresiones raras en Nueva Zelanda que en 1992 restringió la legislación para tener acceso a armas, usó armas semiautomáticas para operar.
  • El atacante había hecho una publicación en Twitter antes de llevar a cabo su plan. Se trata de un manifiesto racista de 74 páginas en el que expresa su voluntad de acabar con la vida de todos los migrantes.
  • Tarrant transmitió el tiroteo en vivo en las redes sociales. Facebook, Twitter e Instagram desactivaron las imágenes y retiraron el manifiesto.
  • Compartir la grabación en redes, calificada como "extremadamente angustiosa", podría acarrear penas de hasta 10 años de cárcel.
  • Para el primer ministro australiano, Scott Morrison, el autor de la masacre es un "terrorista extremista de derecha".

¿Qué opinas?

Te recomendamos

¡Denuncia en Uno!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de Uno TV: 5562115131. ¡Compártelo! Nosotros le damos seguimiento.