VideosVirales No te lo pierdas Buscar

Retenciones, asaltos y amenazas a encuestadores electorales

15/01/2018 02:04
Juan Rivas México Reportajes especiales Uno TV

Realizar encuestas en México durante los procesos electorales se ha convertido en un trabajo de vida o muerte. 

Durante casi 20 años, Samuel López ha realizado esa tarea para la empresa “De las Heras Demotecnia”. En Durango estuvo a punto de morir. Narra que al circular en un automóvil, junto con un grupo de encuestadores “en la sierra dos camionetas pick up se nos cerraron, una por el frente otra por la parte de atrás, y nos bajaron a todos, todos ellos estaban amados y nos pidieron que nos identificáramos".

Los agresores dijeron ser supuestos “guardias comunitarios”, hicieron una revisión al automóvil y los dejaron. Sin embargo, el momento fue de alerta máxima pues, según relata Samuel, “cuando te pasa esto no sabes quiénes son, si es narcotráfico o si son delincuentes". 

Empresas especializadas en el ramo tienen identificados como focos rojos: Quintana Roo, Morelos, Tamaulipas, Michoacán y Estado de México. Aseguran que ahí hay rincones en los que las autoridades han sido desplazadas.

Rodrigo Galván de las Heras, quien dirige la casa encuestadora “De las Heras Demotecnia”, asegura que “hay lugares en dónde está el narco muy fuerte, pero ellos hasta nos ayudan a hacer nuestra chamba. Ellos nos garantizan en algunos lugares hasta cierta seguridad". 

Sin embargo, en esos casos, destaca Rodrigo Galván, el problema radica en que la violencia e inseguridad de la zona puede influir en las cifras reportadas, “pues si tú vas a encuestar a alguien y atrás están parados los narcos, los resultados de esa entrevista seguramente estarán sesgados por el miedo de ver a alguien”. 

En las zonas conurbadas, la delincuencia común es la que más flagela a los encuestadores. A Rodolfo Martínez le tocó vivirlo en Ecatepec, Estado de México, cuando a punta de pistola, le robaron el automóvil en el cual viajaba con un grupo de encuestadores. 

Aquí en la Ciudad de México hay dos territorios hostiles para los encuestadores, uno es en la colonia Doctores y el otro en el Barrio Bravo de Tepito. En ambos puntos hay delincuentes locales que incluso les imponen un horario para que puedan realizar las entrevistas, si los encuestadores no lo respetan, se atienen a las consecuencias.

De cara a las elecciones de este año, las empresas que realizan estudios de este tipo, mantienen a su personal perfectamente identificado y uniformado, para disminuir el nivel de riesgo en campo.

 

¿Qué opinas?