VideosVirales No te lo pierdas Buscar

[ Rostros del Metro ] A San Judas no se le pide: Testimonio

28/10/2016 20:03
Iván Grifaldo México Nacional Uno TV

Caminan y se camuflan con el mar de personas que a mediodía andan a prisa en el Metro de la Ciudad de México.

Se ven cansados, pero decididos. Es 28 de octubre y se dirigen al Templo de San Hipólito. Visitarán a San Judas Tadeo en su día. Irán con “el de las causas difíciles”, dicen.

Sus manos están ocupadas para sostenerse de los pasamanos de los trenes. Cargan figuras de yeso del santo de su devoción. Algunas son grandes, casi al tamaño de quien las porta.

En el metro Pantitlán de la Línea 1 se ve apenas una quincena de fieles.

Avanza el convoy. Entre la estación Pantitlán y Zaragoza se detiene intempestivamente. Quienes vamos al interior del vagón nos sacudimos, pero no caemos porque, con las manos libres, nos agarramos de donde sea, de los pasamanos que están en la parte superior del tren o del respaldo de los asientos.

Un joven no tiene la misma suerte. No cae, pero casi. Sus manos están ocupadas: sostiene, con sus dos brazos, una enorme figura de San Judas. Se balancea. Da dos paso para adelante y uno hacia atrás. No pasa a mayores. Él está bien. La figura de yeso también. Parecía que ambos, San Judas y el chico, se enfrentaron en un curioso baile al interior del vagón. La gente mira, atenta, la escena.

El tren sigue su camino. En cada estación abre sus múltiples bocas para tragarse al sinúmero de usuarios que se traslada en su interior.

San Judas está en todos lados

Se suman más fieles a San Judas. Hay de todo. Jóvenes y adultos solos, niños acompañados de sus papás, de sus tíos. Se les distingue porque visten de verde y blanco o traen consigo un distintivo alusivo al “de las causas difíciles”. De repente, sin darte cuenta de cómo, te sientes rodeado. Constatas, como afirman los creyentes, que San Judas está en todos lados.

Al “San Juditas” lo visitan principalmente habitantes de la Ciudad de México y su periferia. En el metro Pino Suárez está Adrián.

Adrián es de Chimalhuacán. "A San Judas se le agradece", dice

Sobresale entre todos los usuarios porque él es el orgulloso dueño del San Judas más grande, el que llama más la atención. Su figura se ve pesada. Para él, que viste chamarra oscura, eso es lo de menos. Su trayecto es largo. Vive en el municipio mexiquense de Chimalhuacán, ubicado a más o menos una hora de distancia del lugar donde éste se encuentra.

“A San Judas no se le pide, se le agradecen bendiciones”. Adrián

-- ¿Para los chavos, es una moda?-- Se le pregunta.  

-- Sí, es un modismo que se basa en la creencia de San Judas-- Responde el señor que, tal vez por cansancio, a ratos descansa a San Judas sobre una de sus rodillas.

Ali Mateo Téllez también agradece al “de las causas difíciles”. Él y su novia también son mexiquenses, de Los Reyes La Paz. Sentados en el interior de uno de los convoyes del "gusano naranja", platican que tienen "mucho que agradecerle", principalmente salud y trabajo.  

"Mi mamá estaba muy enferma, él la ayudó y ahora está bien". Pareja de Ali Mateo Tellez

En ningún momento dejan de sostenerse las manos. Ali viste una playera blanca, con estampado... Se quita la mochila del pecho y, orgulloso, enseña su playera de la que sobresale la imagen del que procura visitar los días 28 de cada mes. Se trata del mismísimo San Judas. Lo enseña, como un ferviente que presume la playera de su equipo de futbol favorito.

Por ahora, va al trabajo. Más tarde, cuando salga de éste, cuando la la oscuridad caiga, cuando no se vea nada, regresará al Templo de San Hipólito a buscar luz.

Envía tu denuncia a Uno TV:

Si tienes fotos o videos de interés, compártelos con nosotros en el WhatsApp de Uno TV: 5562115131 o en nuestro Twitter @UnoNoticias

Más sobre [ Rostros del Metro ]:

 

 

¿Tienes algo que agradecerle a San Judas?