¡Qué nostalgia! Así podías pedir un beso con un boleto de trolebús

feb 14, 202012:58Antonieta Ramos

Uno TV México

¿Tú te detienes a sumar los números de tu boleto de trolebús para conseguir un beso? Foto: Uno TV/Cortesía

Leyenda urbana, folclor chilango o un mero chisme que creció, nadie lo sabe a ciencia cierta, pero gracias a ello es que cuando te toca un boleto de trolebús que en sus números sume 21, puedes cambiarlo por un beso de la persona que te gusta o hasta por tu crush.

¿De dónde surge esto del boleto de 21?

Es inexacto el origen de esta “leyenda urbana”; sin embargo algunos apuntan que comenzó en la segunda mitad del Siglo XX cuando los tranvíastrolebuses y camiones delfínes comenzaron a entregar “boletaje” numerado.

De ahí, los usuarios comenzaron a crear las dinámicas y una de ellas fue que si los dígitos impresos en el boleto sumaban el número 21; el afortunado dueño de éste podría ir con la persona que le gustaba, mejor conocidos hoy en día como “el crush”, y pedirle que le diera un beso a cambio del papelito del transporte.

Si tienes un boleto del trolebús que sume 21, éste se convierte en un cupón intercambiable por un beso", señala Omar Daniel Téllez un comunicador de la Ciudad de México.

Esto también lo sostiene Andrés Guzmán, un apasionado de la historia y costumbres de la Ciudad de México; él señala lo siguiente: 

Se dice que si encuentras un boleto cuyos números sumen 21 entonces puedes cambiarlo por un beso de la persona que te guste y ella a cambio puede pedir un deseo y luego romperlo para que se haga realidad y si no quiere cambiarlo tendrá mala suerte", señala en un tuit Andrés Guzmán.

¿Servían o no los boletos? 

Andrés y Omar señalan que en ocasiones sí lograron tener la suerte de encontrar el boleto con el número mágico, no obstante algunas veces falló la suerte de gustarle a "su crush" y, con respeto a su decisión, el papelito y la solicitud quedaron como un simple "chascarrillo". 

Recuerda, toda muestra de actividad sexual (beso, relaciones intimas u otras del tipo) con otra persona, debe ser consentida por ambas partes, esto para no incurrir en violencia sexual.  

Cuando tenía la suerte de que me tocara ese boleto, siempre se lo daba a la morrita que me gustaba. Nos llevábamos muy bien, pero ella no quería nada más que amistad, así que nunca fueron cobrados y sólo servían para el chistorete", apunta Daniel que no experimentó el cambiar los boletos por besos como Andrés.

¿Este 2020 todavía son válidos estos boletos para besar al crush? 

Han pasado ya veinte años desde que terminó el Siglo XX, pero el trolebús y el tranvía aún son usados por los ciudadanos como medios de transporte en los que aún les son entregados sus boletos. No obstante, la leyenda urbana de encontrar el "Boleto 21" se ha rezagado entre toda la información que se comparte entre la sociedad moderna. 

Sin embargo, aún quedan personas que los recuerdan, e incluso tratan de sacar ventaja de ellos, pues en sitios de venta en línea pueden encontrarse algunos boletos que suman el 21 ofertados en distintos precios. 

  • Incluso, como Victor, un oficinista de Santa Fé que los colecciona, por el puro gusto. 

 

Te recomendamos

¡Denuncia en Uno!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de Uno TV: 5562115131. ¡Compártelo! Nosotros le damos seguimiento.

¿Qué opinas?