Las criptas de la Catedral Metropolitana, un lugar que guarda muchos secretos

La Cripta de los Arzobispos ha sido abierta al público para que pueda visitar los restos de los arzobispos y admirar la arquitectura.

El monumento a Fray Juan de Zumárraga, primer obispo y arzobispo de México de 1528 a 1548, en su ornamenta se ve la imagen de la Virgen de Guadalupe.

A él se le aparece la virgen de Guadalupe, como sabemos bien de la narración, el indio Juan Diego llega con su tilma, la abre delante de él, llena de rosas y se aparece la imagen que tenemos en la Basílica de Guadalupe”.

Ricardo Valenzuela, rector de la Catedral Metropolitana

La escultura se encuentra en lo que popularmente se conoce como las catacumbas de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.

Es un nombre erróneo, el nombre correcto es la Cripta de los Arzobispos.

“Los diferentes lóculos donde estarían los restos áridos de los arzobispos de México, en este momento tenemos 41 lóculos con nombre”.

Ricardo Valenzuela, rector de la Catedral Metropolitana

A este subterráneo lugar se accede luego de pasar por una parte de los cientos de nichos particulares.

Resalta un altar apoyado en una piedra prehispánica.

Trabajada octagonalmente para poder sostener como columna la antigua catedral o iglesia antigua. Cuando se demuele la antigua catedral, muchas de las piezas que incluso observamos en el atrio sur, fueron usadas para construir esta catedral”.

Ricardo Valenzuela, rector de la Catedral Metropolitana

La pesada puerta que da acceso a este lugar, se debe a dos lozas de mármol con el escudo de Felipe II.

En una parte del techo se encuentra un luminoso conjunto de cruces.

“Que representa las 5 llagas de Cristo, por eso son 5 cruces y este es uno de los signos más antiguos que tenemos en la iglesia para representar la pasión del Señor”.

Ricardo Valenzuela, rector de la Catedral Metropolitana

En la otra parte de la bóveda hay un nimbo dorado.

Cuando muere un arzobispo, hay una entrada especial por donde baja el féretro.

Cada 2 de noviembre se celebra una misa.

La Cripta de los Arzobispos ya está abierta al público.

Se abre viernes, sábados y domingos, la entrada cuesta 30 pesos.

Qué opinas