Más allá de cobrarte, puedes ser víctima de fraude por despachos de cobranza, checa cómo evitarlo

Un despacho de cobranza llama constantemente a Osvaldo para que pague una deuda ajena.

“Que me van a seguir marcando, que si quiero que ya no me llamen, que le diga a Alberto que pague”.

Osvaldo

No sabe ni cómo obtuvieron su número, pero resultó que es aval en un crédito.

“Las llamadas se van volviendo un poco más hostiles, pasamos a una media de 6 a 8 llamadas por día”.

Osvaldo

Llamar a familiares, amigos y referencias de los deudores, es una práctica común en algunos despachos.

“Empezamos a llamar a los avales como una manera de presión, si nos contestan les pedimos que paguen esa deuda”.

Empleado de despacho de cobranza

Incluso otros mandan mensajes intimidantes por WhatsApp.

Esto es ilegal.

“No pueden llamar por teléfono a las referencias que dejaste en el crédito”.

Jesús Chávez Ugalde. Dir. Análisis y Estadísticas de Servicios y Productos Financieros, CONDUSEF

Además, hay otras prácticas que pueden llevarlo a ser víctima de un fraude.

“Un despacho de cobranza jamás me tiene porque pedir dinero a mí como usuario para que se lo deposite, o haga la negociación a su propio nombre, si va a ser una negociación tiene que ser a nombre de la institución financiera, que es a la entidad que yo le debo el dinero”.

Jesús Chávez Ugalde. Dir. Análisis y Estadísticas de Servicios y Productos Financieros, CONDUSEF

Tampoco pueden falsificar órdenes de embargo.

“Algunos despachos de cobranza envían documentación, una especie de carta en dónde viene la justicia, y donde dicen que te van a embargar si no pagas, que tienes tres días para hacerlo. Para que se lleve a cabo un embargo, debe haber un juicio”.

Jesús Chávez Ugalde. Dir. Análisis y Estadísticas de Servicios y Productos Financieros, CONDUSEF

Fraude, falsificación de documentos oficiales y venta de datos personales son delitos que deben denunciarse.

“Lo que no pueden hacer los despachos de cobranza; ni compartirse la información entre ellos, ni compartirlo con un tercero, porque estarían violando la ley, y eso está penado, porque nadie puede dar tus datos sin tu autorización”.

Jesús Chávez Ugalde. Dir. Análisis y Estadísticas de Servicios y Productos Financieros, CONDUSEF.

Qué opinas