Síndrome de Tourette: ¿qué es y qué tiene que ver con los zombis?

. El síndrome de Tourette se caracteriza por muchos tics motores y fónicos que perduran durante más de un año. | Foto: Getty Images.

El caso de un supuesto zombi grabado por un usuario de redes sociales en Tamaulipas se hizo rápidamente viral en la red. En el clip que circula en internet se puede ver a un hombre caminando y repentinamente comenzar a hacer movimientos violentos con la cabeza, al tiempo que emite una serie de tenebrosos gruñidos

No obstante, éste no es el caso de un zombi, sino de un hombre con Síndrome de Tourette, aquí te decimos todo lo que la ciencia sabe de esta enfermedad.

Foto: Uno TV.

¿Qué es el Síndrome de Tourette?

El síndrome de Gilles de la Tourette es un trastorno del sistema nervioso, el cual se caracteriza por realizar movimientos o sonidos repetitivos fuera de lo normal, llamados tics, de los cuales se tiene poco o ningún control sobre éstos.

Algunos tics comunes son parpadear y carraspear, aunque es posible que quien lo padece también repita las palabras, gire o, rara vez, diga palabras groseras repentinamente.

En general, los tics se presentan entre los dos y los 15 años, aunque el promedio es alrededor de los 6 años, según datos de la Clínica Mayo de los Estados Unidos, quienes aseguran que es esta afección es más común en los hombres que entre las mujeres.

  • Los hombres tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades que las mujeres de desarrollar el síndrome de Gilles de la Tourette.

Por su parte, los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés), señalan que el Síndrome de Tourette, suele venir acompañado de otros problemas como:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
  • Trastorno de atención con hiperactividad (TDAH)

Hasta ahora se desconoce la causa del Síndrome de Tourette, ya que se trata de un trastorno complejo. Sin embargo, los expertos estiman que probablemente se desencadena a causa de una combinación de factores heredados (genéticos) y ambientales. 

Y que las sustancias químicas en el cerebro que transmiten impulsos nerviosos (neurotransmisores), como la dopamina y la serotonina, pueden estar involucradas.

Los tics suelen comenzar en la infancia y pueden empeorar al inicio de la adolescencia. Muchas personas eventualmente los superan. No obstante, el entusiasmo o la preocupación pueden empeorarlos. Por el contrario, las actividades tranquilas y focalizadas suelen mejorar los síntomas.

Si bien el Síndrome de Gilles de la Tourette no tiene cura, según los especialistas de la salud, no se necesita tratamiento a menos que los tics interfieran con la vida cotidiana. 

Síntomas

Los tics, los movimientos o sonidos repentinos, breves e intermitentes son el signo distintivo del Síndrome de Tourette. No obstante, los síntomas pueden variar de leves a graves.

En el caso de los síntomas graves pueden interferir significativamente con la comunicación, el funcionamiento cotidiano y la calidad de vida.

Los tics se clasifican en:

  • Tics simples. Estos tics repentinos, breves y repetitivos implican un número limitado de grupos musculares.
  • Tics complejos. Estos patrones de movimientos diferentes y coordinados involucran varios grupos musculares.

Los tics también pueden involucrar movimientos (tics motores) o sonidos (tics vocales). Los tics motores suelen comenzar antes que los tics vocales. Pero el espectro de tics que las personas experimentan es diverso.

La Clínica Mayo asegura que los tics que se presentan pueden variar en tipo, frecuencia y gravedad, además de empeorar se se está enfermo, estresado, ansioso, cansado o emocionado.

Suelen ocurrir durante el sueño, cambian con el tiempo y empeoran en la adolescencia temprana y mejoran durante la transición a la edad adulta.

También advierten que antes de la aparición de los tics motores o vocales, es probable que se experimente una sensación corporal incómoda, algo como un impulso premonitorio, picazón, cosquilleo o tensión.

En cambio, cuando aparece el tic, se siente alivio. Con gran esfuerzo, algunas personas con Síndrome de Tourette pueden detener o contener temporalmente un tic.

Qué opinas