Tremofobia: ¿qué es el miedo a los sismos y cómo controlarlo?

La tremofobia es el nombre que recibe el miedo a los sismos, y se caracteriza por presentar estados de ansiedad y un temor persistente, excesivo e irracional a los movimientos telúricos.

Flor Gil Bernal, especialista del departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana, asegura que existen varios tipos de respuesta después de un sismo:

  • Estrés: se supera casi inmediatamente.
  • Estrés agudo: la atención disminuye, la conciencia se obnubila, se presentan amnesia momentánea, desorientación, temblores, agresividad e inquietud, y puede mantenerse por unas horas o hasta cuatro semanas.
  • Estrés postraumático: se presentan los mismos síntomas hasta un mes después de los hechos.
  • Estrés postraumático agudo: se presentan pensamientos recurrentes desagradables, reacciones fisiológicas (sudoración de manos, taquicardia, opresión en pecho o mareos) y conductuales (limitaciones para el trabajo, estudio o para realizar cualquier actividad), más de un mes después del evento.

Sin embargo, en el caso de tremofobia, las autoridades de salud peruanas aseguran que, los síntomas de pánico severo y o ansiedad desmedida pueden llegar a durar hasta seis meses, incluso, puede incapacitar a la persona cuando “empieza a tener cambios de conducta, menos voluntad para hacer las cosas, menos energía, tiende a aislarse, a estar más irritable y sus relaciones sociales suelen afectarse considerablemente”.

¿Cómo hacerle frente al miedo a los sismos?

Ante el miedo a los sismos, los expertos en psicología sugieren una serie de medidas que pueden aplicarse durante y después de un movimiento telúrico:

Durante un sismo:

  • Asumir que se tiene miedo y considerar que es una emoción natural y que está motivada por un factor externo
  • Reconocer que no se tiene el control de la situación
  • Evitar pensamientos catastróficos
  • Mantenerse informado de fuentes oficiales
  • Buscar un lugar que de seguridad

Después de un sismo:

  • Conversar sobre lo que se siente y experimenta
  • Evitar la sobreinformación
  • Pasar más tiempo en familia
  • Realizar actividades que ayuden a despejar la mente
  • Practicar técnicas de relajación y ejercicio físico

¿Por qué tenemos miedo cuando tiembla?

El miedo ante un terremoto es una reacción psicológica que se produce ante un riesgo o amenaza, puesto que es algo que no se puede controlar y, por tanto, no se puede hacer nada para evitarlo, indica el Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Orienta.

Esta reacción puede generar en las personas sentimientos de angustia, ansiedad, estrés, pensamientos recurrentes, alternaciones del sueño o pérdida de apetito, y se puede reflejar con sensaciones corporales o reacciones fisiológicas como un aumento de la presión cardíaca, sudoración, descenso de la temperatura corporal o temblores, tensión muscular; en el corto, mediano e incluso en el largo plazo.

José Ramón Grajales, psiquiatra adscrito a los Servicios de Salud Mental de la Secretaría de Salud (SSa), explicó en una entrevista a CNN, que al estar expuestos a un estímulo como los sismos, las personas que sufren tremofobia, pueden presentar crisis de angustia que pueden llegar a ser incapacitantes.

Por su parte, expertos del Instituto Nacional de Salud Mental de Perú indican que la tremofobia se enmarca dentro de lo que se conoce como “fobias simples”, donde se encuentran catalogadas la fobia a los payasos, espacios cerrados o insectos.

  • La tremofobia afecta al 4% de la población mexicana y luego de un terremoto entre el 2,5% y el 3,5% de los afectados puede padecer estrés postraumático.

Qué opinas