5 lugares donde puedes ver cómo se hacen las alfombras o tapetes de aserrín

Tapetes de aserrín
Huamantla es el lugar de más tradición donde podrás admirar los tapetes de aserrín. Foto: Cuartoscuro

Los coloridos y hermosos tapetes de aserrín, que distinguen a los artesanos mexicanos desde hace años, dejaron de ser exclusivos en las celebraciones nacionales para traspasar fronteras, los hemos visto en el Vaticano, Francia, Bruselas, Nueva York, Chicago y otros puntos del mundo. En Unotv.com te diremos de 5 lugares en México donde puedes verlos en vivo y en directo para que también aprendas cómo se elaboran.

¿Cuál es el origen de los tapetes de aserrín?

El oficio de elaborar tapetes de aserrín o alfombras de aserrín en México tiene al menos dos explicaciones: una que deriva de las raíces indígenas y la otra que viene de Europa, principalmente de la presencia española.

En México se le conoce también como el arte de lo efímero, debido a que a pesar de las horas que se lleva en su preparación y elaboración, sólo se usan unos minutos para acompañar el paso de alguna imagen o durante alguna procesión.

De acuerdo con algunas fuentes, se popularizó en la Edad Media, y los conquistadores la trajeron a México, donde se utiliza esta mezcla de aserrín de colores para acompañar las procesiones. Sin embargo, también en este territorio, los indígenas usaban tapetes con flores.

Actualmente, en temporadas como Día de Muertos o Semana Santa, es posible admirar este arte multicolor muy propio de nuestro país. Las alfombras representan fe, esperanza y agradecimiento de los fieles ante algún santo o imagen religiosa.

5 lugares para ver tapetes o alfombras de aserrín

1. Xico, Veracruz

Esta gran tradición veracruzana está ligada a las festividades de Santa María Magdalena, patrona de Xico, un Pueblo Mágico a media hora de la ciudad de Xalapa, donde los pobladores elaboran tapetes de aserrín el 19 de julio, desde hace ya 30 años.

Cada año se suman más visitantes que van a admirar este trabajo de los artesanos veracruzanos que inician la preparación desde el mes de marzo.

2. Uriangato, Guanajuato

Los tapetes de Uriangato, Guanajuato, se cuentan entre los de mayor tradición en México; se empezaron a realizar a mediados de los años 60. Se atribuye al señor Pío Quinto Baeza la elaboración del primer tapete en la población.

La fecha para admirar estas alfombras o tapetes de aserrín es en octubre, concretamente durante las fiestas de la Octava Noche, en honor a San Miguel Arcángel, patrono de la ciudad. Recientemente, el Gobierno de Guanajuato decretó que las alfombras y tapetes de Uriangato se consideran como Patrimonio Cultural Intangible del estado.

Te puede interesar: Procesión de los “Engrillados” de Atlixco, Puebla: prueba de dolor y fe

3. Patambán, Michoacán

Otro de los lugares ideales para admirar este arte efímero es el estado de Michoacán, concretamente en Patambán, que se distingue por sus fiestas de octubre en honor a Cristo Rey, donde destacan principalmente por las flores, frutos, semillas y hojas que adornan los tapetes, además del tradicional aserrín, los cuales se podrán observar a lo largo de 7 kilómetros.  

El arte de los tapetes de Patambán, llamado también tapetes florales, igualmente se puede observar en la capital de Morelia, durante los festivales internacionales de cine y de música, principalmente en la calzada Fray Antonio de San Miguel y otras calles del centro.

4. Huajuapan de León, Oaxaca

A esta población mixteca del estado de Oaxaca se le conoce en el mes de julio como la ciudad de las alfombras, precisamente porque el 24 de julio, las principales calles de la ciudad se engalanan con el arte de las alfombras de aserrín.

A lo largo de más de 5 kilómetros, los vecinos y artesanos de Huajuapan de León dan rienda suelta a su creatividad para tapizar el recorrido del Señor de los Corazones, el santo patrono de la localidad, pieza decisiva durante el sitio de Independencia más largo del país.

La Unidad de Culturas Populares se dedica a impartir talleres para que los interesados en este arte efímero puedan adentrarse en la elaboración de los tapetes de aserrín.

5. Huamantla, Tlaxcala

Los tapetes de aserrín y la mayor tradición en México nos llevan a un lugar: Huamantla, Tlaxcala, otro Pueblo Mágico cuyos artesanos orgullosamente han expuesto en Francia, Chicago, Nueva York, el Vaticano, entre otros.

La mejor época para ver en vivo y en directo la elaboración de los tapetes de aserrín es la conocida como “La noche que nadie duerme”, la cual se realiza el 14 de agosto en honor a la Virgen de la Caridad. El recorrido es de 7 kilómetros y recibe miles de visitantes, quienes observan todo el proceso de elaboración de los tapetes de aserrín.

Tips:

Recuerda que si bien el éxito depende del diseño, la creatividad y los moldes de cada artesano, si acudes a alguno de estos lugares para observar cómo hacen este arte efímero, puedes aprovechar para preguntarles algunos tips, tales como la compra del aserrín, los colores con que se tiñen, trucos para que la alfombra quede más fija a la superficie y algunos más.

Lo más importante: si quieres ver cuál es el proceso de elaboración, procura llegar antes al sitio para que lo veas desde el inicio.

Qué opinas