Mazatlán, Huautla, Tlalnepantla y Tepetlixpa, lugares mexicanos con sabor a los Beatles

Beatles
Cuatro lugares mexicanos ligados a los Beatles. Foto: shutterstock/ilustrativa

Para algunos fanáticos de los Beatles, el 16 de enero es el Día Internacional de The Beatles, pues se realizó la inauguración del Cavern Club, lugar en el que hicieron su debut; sin embargo, uno de los grupos de rock más icónicos no podía tener una sola fecha para festejar: los fanáticos británicos lo celebran en junio y otros fans juran que el día verdadero es en julio; más allá de estas controversias, te recordamos algunos lugares mexicanos donde la huella de los Beatles es muy notable y puedes visitarlos en cualquier temporada del año.

4 sitios con olor a los Beatles

En México existen dos estatuas que puedes visitar para recordar al icónico grupo de Liverpool; también puedes recorrer algunos poblados donde, según la tradición popular, estuvieron algunos integrantes del mismísimo cuarteto.

Las fechas que también están dedicadas a los Beatles son:

  • 16 de enero: Día Internacional de The Beatles
  • 25 de junio: Día Mundial de Los Beatles
  • 6 de julio: Día Internacional de Los Beatles

En México, estos cuatro sitios tienen alguna leyenda o detalle que hace referencia al icónico cuarteto de Liverpool.

La estatua en Mazatlán

El año pasado, el puerto de Mazatlán sorprendió a todos con la inauguración del Callejón Liverpool para rendir tributo a los Beatles. Ahora está convertido en un atractivo turístico que recrea el ambiente de una calle de Liverpool y la fachada del mítico The Cavern Club, donde los Beatles iniciaron el despegue hacia el estrellato.

No podía faltar una cabina roja londinense, una figura del Yellow Submarine, un minicooper rojo y, por supuesto, la estatua, realizada por el escultor Óscar Ponzanelli, la cual se convirtió en un imán para los visitantes.

Paseando por Tlalnepantla

Otra escultura de los famosos cuatro integrantes de esta gran banda icónica se halla en el Estado de México, en Tlalnepantla. En la avenida Sor Juana Inés de la Cruz, en el centro. La estatua recrea la clásica imagen de los miembros del grupo en el paso de cebra de Abbey Road.

La estatua atrae a los visitantes, pues además de recrear esa escena en el paso peatonal, existe un espacio para que el “quinto Beattle” se tome la foto o una selfi para presumir con los cuates. Por cierto, la estatura fue financiada por empresarios de Tlalnepantla.

No te puedes perder: El día que Liverpool cautivó a un pequeño municipio del Edomex: La historia del álbum “Adiós a los Beatles”

Huatla de Jiménez y María Sabina

El Pueblo Mágico de Huatla de Jiménez, en la sierra mazateca de Oaxaca, es célebre por ser la cuna de María Sabina, una famosa chamana y curandera que cobró fama por los hongos alucinógenos; precisamente ésa fue la razón por la que algunos miembros de los Beatles tocaron este punto en Oaxaca.

De acuerdo con el libro “Vida de María Sabina”, del autor Álvaro Estrada, existe una versión de que en 1969 una avioneta tipo Sesna aterrizó con John Lennon y George Harrison, así como una antropóloga y otro hombre. Cuando llegaron, María Sabina les dijo que los recibiría al día siguiente, pero los visitantes no podían esperar y probaron hongos con otra curandera.

Según esta versión, fue en este viaje cuando Lennon supo que moriría asesinado; sin embargo, no hay elementos para desmentir ni para confirmar esta leyenda urbana.

La banda de Tepetlixpa

A su regreso de este “mal viaje” los integrantes de los Beatles decidieron conocer sobre la leyenda de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, y en su recorrido pasaron el pintoresco pueblito de Tepetlixpa, en el Estado de México.

Fue en este lugar donde, a pesar de viajar de incógnitos, fueron identificados por José M. Silva, director de la Banda de Plástico de Tepetlixpa, quien los invitó a degustar mole, nopales, totopos y pulque.

De acuerdo con el testimonio del director y que aparece en la contraportada del disco “Adiós a los Beatles”, se sorprendieron al escuchar “a la banda del pueblo interpretar números de ellos; al escuchar a la banda, no pudieron más y se les rodaron algunas lágrimas de emoción y expresaron su agradecimiento por las muestras de afecto recibidas”.

La historia forma parte de un viaje “mágico y misterioso”, el maestro Silva afirma que los Beatles se despidieron del pueblo asegurando que “no los olvidarían”, pero “había llegado la hora de partir”.

Qué opinas