Nuevas cepas de COVID-19 en el mundo: cuáles son y qué se sabe de ellas

Con la reciente alerta que lanzó la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que la nueva cepa de COVID-19 que se identificó en Reino Unido en diciembre pasado ya se encuentra en más de 50 países y la variente localizada en Sudáfrica está en 20 países son especialmente contagiosas.

Además a éstas dos se añade una más detectada en la Amazonia brasileña y que Japón anunció haber descubierto el domingo pasado y que podría tener un impacto en la respuesta inmunitaria

Hasta ahora, se habían observado múltiples mutaciones del SARS-CoV-2, la mayoría sin consecuencia. Pero otras pueden mejorar su supervivencia, por ejemplo, volviéndolo más contagioso.

Las variantes que emergieron en Reino Unido, Sudáfrica, Brasil y Japón -este último con la llegada de una familia procedente del gigante sudamericano-, tienen en común una mutación llamada N501Y, que explicaría su mayor transmisibilidad. Esta se sitúa en la proteína “spike” del coronavirus, una prominencia que le permite penetrar en las células.

Pero para la mutación E484K, localizadas en las variaciones de Sudáfrica y Brasil, pesan otro tipo de sospechas, esta “es la más preocupante de todas” respecto a su impacto en la respuesta inmunitaria, informó a AFP Ravi Gupta, profesor de microbiología de la Universidad de Cambridge.

Unos test en laboratorio mostraron que con esta, el organismo parece reconocer menos el virus, disminuyendo por tanto su neutralización por parte de los anticuerpos.

Foto: Pixabay

Variante del COVID-19 registrada en Reino Unido

El pasado 14 de diciembre fue detectada la variante británica VOC 202012/01 y que ahora está presente en 50 países.

Los análisis de los resultados muestran que la edad y el sexo de las personas contagiadas son parecidos a las otras variantes. Los datos de rastreo de contactos revelan “una mayor transmisibilidad (tasa de ataques secundarios) cuando el caso índice tiene la cepa variante“.

Variante localizada en Sudáfrica

La mutación detectada en Sudáfrica, llamada 501Y.V2, comunicada el 18 de diciembre, se encuentra ahora en 20 países.

“A partir de investigaciones preliminares y en curso en Sudáfrica, es posible que la variante 501Y.V2 sea más transmisible que las variantes que circulaban antes en Sudáfrica”, precisó el informe semanal de la OMS.

“Aunque esta nueva variante no parece causar enfermedades más severas, el rápido aumento en el número de casos ha puesto el sistema sanitario bajo presión

OMS

Mutación ubicada en la Amazonia brasileña

Otra mutación del COVID-19 que se ha registrado se localizó en la Amazonia brasileña y que Japón anunció haber descubierto el domingo, la cual está siendo analizada y podría tener un impacto en la respuesta inmunitaria, según la OMS, que la trató de “variante preocupante”.

“Cuanto más se extiende el virus SARS-CoV-2, más ocasiones tiene de cambiar”, subrayó la OMS, que cree que “surgirán más variantes” caracterizadas por “una mayor transmisibilidad”.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, señaló que no hay evidencia por ahora de que estas variantes afecten de manera diferente a los pacientes, pero sí sugieren que el virus pueden propagarse más fácilmente, poniendo en riesgo la respuesta de los sistemas sanitarios.

Impacto de la pandemia

La pandemia del COVID-19 ha causado al menos 1.963.557 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China informara de la apirición de la enfermedad a finales de 2019, según un balance de la AFP de este miércoles.

Más de 91.5 millones de personas se han contagiado, y el contraataque organizado por los gobiernos se intensifica, a golpe de confinamientos, toques de queda y otras restricciones impopulares, para frenar la pandemia.

Los muertos por coronavirus está por llegar a los 2 millones a nivel mundial. Foto: Reuters

Qué opinas