Expertos advierten sobre uso del Factor de Transferencia para prevenir COVID-19

Derivado de la pandemia por COVID-19, diversos productos puestos en venta como el llamado Factor de Transferencia sugieren ayudar a prevenir el COVID-19 y otras enfermedades, pero ¿es esto cierto?

Israel León Pedroza, académico del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y especialista en inmunología, explicó en entrevista exclusiva para Unotv.com qué es el Factor de Transferencia y advierte sobre su uso para prevenir la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2.

¿Qué es el Factor de Transferencia?

León Pedroza indica que “el Factor de Transferencia es un producto desarrollado desde mediados del siglo pasado a partir de la sangre de personas que tenían memoria inmunológica contra ciertas enfermedades”.

Lo que hace el Factor de Transferencia es utilizar de la sangre sólo los leucositos, que son los glóbulos blancos o las células más importantes de la defensa, romper estas células y parte de las proteínas que están adentro de las células, purificarlas y ponerlas a otra persona”, explica el especialista.

  • Hoy se obtiene el Factor de Transferencia generalmente de sangre de los bancos de sangre.

“Se llamó factor de transferencia porque se transfería la inmunidad de una persona que ya tenía la inmunidad por haber estado expuesta a una persona que antes no tenía inmunidad debido a que nunca había estado expuesta a dicho padecimiento”.

Foto: Reuters.

¿El Factor de Transferencia sirve para prevenir el COVID-19?

De acuerdo con el especialista, es falso que el Factor de Transferencia sirva para prevenir contagios de COVID-19 o cualquier otra enfermedad, debido por un lado a que este producto sólo puede modificar la respuesta inmune siempre y cuando haya un estímulo previo, es decir, si la persona ya tiene una infección o una enfermedad.

“Mi respuesta categórica es que esto es falso. Desde el punto de vista inmunológico y médico es una situación falsa, porque el factor de trasferencia puede modificar la respuesta inmune frente a una infección o una enfermedad”.

Y por otro que el Factor de Transferencia no puede ser utilizado como un preventivo debido a que no existe ningún tratamiento, medicamento, suplemento o remedio que aumente, fortalezca o mejore el sistema inmune y por tanto proteja a las personas de una enfermedad.  

Foto: Reuters.

“No se puede usar de preventivo para no enfermarse, eso no tiene ninguna evidencia científica de ningún tipo, y además no tiene ninguna lógica para los que nos dedicamos a la inmunología, esa es una percepción un tanto mítica y mágica del sistema inmune”, asegura el experto. Quien a su vez indica que lo que sí es posible es “cuidar el sistema inmunológico mediante un estilo de vida sano, haciendo ejercicio, teniendo una buena alimentación y cuidando la salud”.

El académico de la UNAM resalta en todo caso “el Factor de Transferencia podría mostrar efectos positivos en la salud de las personas solamente si éstas ya están enfermas de COVID-19 al momento de utilizarlo“; no obstante, no hay evidencia de ello.

“Solamente frente a un reto infeccioso, cuando una persona está enferma, infectada, es entonces cuando el factor de trasferencia pudiera ser que tuviera un valor positivo”.

¿Para qué sirve el Factor de Transferencia?

El doctor León Pedraza sostiene que aún hacen falta muchos estudios sobre la utilidad del Factor de Transferencia en términos generales y específicos, ya que sólo se sabe que “el factor de trasferencia genera estos inmunológicos y que hay algunas enfermedades muy raras que sí se que han beneficiado de éste”.

“Tenemos algunos casos que parecen una buena evolución pero hace falta tener más estudios clínicos controlados, aleatorizados, doble ciego, donde los pacientes no sepan que están recibiendo el tratamiento con el factor de trasferencia o están recibiendo otro tratamiento para poderlo comparar de manera objetiva”.

  • La UNAM y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) realicen estudios sobre esta terapia.

A pesar de esto, el catedrático señala que “se ha observado en épocas recientes que hay un sobreuso del Factor de Transferencia para muchas otras cosas, aún sin que exista evidencia científica.

“Existe evidencia clínica que no es lo mismo que evidencia científica, es decir, la experiencia de las personas que han usado estos productos y han mostrado mejoría en algunas inmunodeficiencias o infecciones virales, sin embargo, los médicos hacemos algo que se llama medicina basada en evidencia, qué significa esto, que si no existe un estudio perfectamente bien hecho, controlado, vigilado por comités de investigación y de ética, entonces, toda evidencia anecdótica o circunstancial puede resultar no cierta”.

Por ello, los expertos recomiendan “no usar el factor de trasferencia de manera profiláctica, tampoco usarlo sin valoración de un médico y siempre que un médico lo prescriba estar conscientes de que apenas se está generando la experiencia”.

Además de estar atentos sobre qué Factor de Trasferencia que se compra, ya que al no ser una marca registrada, existen en el mercado muchos productos milagro que pueden no ser Factor de Transferencia.

“En la etiqueta debe tener el número de registro frente a la Cofepris, la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios es la única entidad en México es la única autorizada para hacer que los productos que las personas ingerimos pues tengan todos los estándares de calidad y científicos”.

Qué opinas