Crean Comisión de Verdad y Justicia para casos del 65 al 90

El gobierno federal solicitó el expediente a petición de la Comisión de Derechos Humanos encargada de investigar el caso Ayotzinapa. Foto: Cuartoscuro

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez, anunció la creación de una Comisión por la Verdad y el Esclarecimiento Histórico, la justicia y violaciones a los derechos humanos cometidos durante los años 1965 a 1990.

Explicó que la Comisión tiene como objetivo realizar las acciones que sean necesarias para el esclarecimiento de la verdad, el impulso de la justicia, la reparación integral y el derecho a la memoria dentro de lo que es la competencia de la administración federal.

En el marco de la conmemoración del 53 aniversario de la masacre de Tlatelolco, el funcionario federal dijo que esta comisión tendrá como fin la reivindicación y la memoria de las víctimas.

No basta con conocer la verdad, sino iniciar ante autoridades ministeriales, judiciales, de atención a las víctimas las acciones necesarias para que haya justicia“.

Alejandro Encinas Rodríguez

Durante la presentación del Proyecto Tlaxcoatle: Sitio de Memoria, acompañado de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, refirió que la Comisión va a contar con distintos mecanismos de común acuerdo entre las víctimas de la Guerra Sucia y el gobierno federal.

Señaló que el Proyecto Tlaxcoaque será un sitio de memoria para reivindicar la memoria de muchas personas que fueron víctimas para los delitos que se cometieron en el pasado.

“Habrá expertos independientes que contarán con el apoyo del gobierno federal sin distinción para realizar las indagatorias, acopio de información, acceso a los archivos de todas las dependencias, incluidas las fuerzas armadas”.

Alejandro Encinas Rodríguez

Dijo que las víctimas podrán acceder a todas las instalaciones federales militares o civiles en busca “de la verdad “, ya que, aseguró, no habrá ninguna restricción para su desarrollo, pues habrá un mecanismo que contará con un comité para el impulso de la justicia, el cual estará encabezado por tres expertos independientes.

“Hemos invitado a la doctora Ángela Buitrago, nos ayudará en esta Comisión de la Verdad, porque toda la evidencia que se acumule, integre y resulte de los trabajos se judicialicen y se castigue a los responsables, que no quede sin la sanción legal a la violación de los derechos graves”.

Encinas Rodríguez

Otro mecanismo, dijo, será el Plan Nacional de Búsqueda, que será fortalecido como el sistema nacional de búsqueda para hacer la localización de personas desaparecidas.

Recalcó que de los primeros ejercicios en fosas comunes y panteones del país para hallar a personas desaparecidas, ya están empezando a arrojar resultados y “será una labor muy intensa para recorrer todo el país con soporte técnico y logístico”.

Adelantó que existirá un plan de reparación y compensación en el que se atenderá de manera integral al daño cometido a las victimas, partiendo de que haya justicia y “todos aquellos apoyos colectivos que se requieran por los agravios cometido durante la guerra sucia a las comunidades”.

“Acciones para las acciones para la memoria y garantía de no repetición, dignificar la memoria de las víctimas y estos sitios buscarán (Tlaxcoaque) reconocer la valía y la aportación de los integrantes del movimiento del 68 y las víctimas de la Guerra Sucia, por eso pedimos fortalecer nuestros centros de memoria a la población”, resaltó.

Legado del movimiento estudiantil

“Hoy las expresiones de lucha democrática del Movimiento del 68 forman gobiernos en el país, en la ciudad y en la mayor parte de la República”, expresó Encinas Rodríguez.

Además, enfatizó que que todos aquellos anhelos de los jóvenes estudiantes del 68 se traduzcan en una vida plena de libertades donde no haya ninguna restricción al ejercicio pleno de sus derechos.

Recordó que el movimiento estudiantil del 68 marcó un parteaguas en la historia de México, pues fue “un momento de ruptura para enfrentar a un partido hegemónico de Estado, que con un presidencialismo exacerbado y autoritario limitaba la participación política de los ciudadanos mexicanos”.

También, manifestó que este movimiento social abrió paso para garantizar las políticas bases al derecho a la asociación política, al sufragio y tararon muchos años para lograr reformas que en elecciones se reconocieran los resultados.

“Fuimos objeto de fraudes electorales que retrasaron la llegada de este movimiento transformador a la presidencia. Primero en 1988, luego en 2006… Más vale tarde que nunca esas expresiones de lucha democrática”.

Alejandro Encinas Rodríguez

Abundó que el movimiento enfrentó la cultura patriarcal y cuestionó a las instituciones tradicionales como las iglesias, escuelas, la familia, estructuras que legitimaban un gobierno autoritario.

Recordó que en aquel momento surgieron expresiones feministas con fuerza y causas diversas de los jóvenes para conseguir una forma de vida apegadas a la libertad y la buena convivencia ciudadana.

También, dijo, el movimiento estudiantil trajo cambios profundos en la literatura, teatro y el cine.

“Hoy en este lugar, donde estuvo la Dirección General de Policía y Tránsito de lo que fue el Departamento del Distrito federal de lo que fue el brazo represor del gobierno federal a todos los movimientos democráticos en la ciudad de México vengamos a reivindicar la memoria de las víctimas y sobrevivientes de la tortura y tratos degradantes que se dieron aquí”, puntualizó.

Te recomendamos:

Qué opinas